Capítulo 33: Galleguito, un dinero de ida y vuelta

Un dinero de ida y de vuelta. Así hemos llamado al traspaso del delantero Galleguito al Recreativo de Huelva por parte del CD San Fernando en el verano del año 1975. Es una de las múltiples vivencias de la historia de nuestro Club Deportivo.

En verano de 1975 la directiva isleña, que presidía Gómez Sáez, cerró el traspaso del delantero Galleguito al Recreativo de Huelva por la cantidad de 800.000 pesetas.

Precisamente era la misma cantidad por la que ambos clubes habían cerrado el traspaso de Pepe Lapi poco tiempo atrás. La situación del club no era muy boyante y el dinero de los dos traspasos venía a aliviar, de alguna manera, la maltrecha economía que se vivía.

Francisco Martínez Caba, que así reza en su DNI, despuntó muchísimo en el Atlético Algeciras CF (filial algecirista), especialmente en la temporada 68-69.

Firmó por el Real Madrid en edad juvenil. A continuación fue cedido a la Real Balompédica Linense donde permaneció una temporada. En la foto de abajo, es el cuarto agachado comenzando por la izquierda.

Como le llegó la hora de realizar el servicio militar en San Fernando, el Real Madrid lo cedió al Club Deportivo para la campaña 1972-1973.  Se adaptó perfectamente al conjunto isleño, que primero contó con Paco Hurtado para el banquillo y posteriormente con Ben Barek. Jugó 27 partidos y anotó 7 goles. En la foto inferior, vemos a José Antonio, Silva I, Silva II, Carrasco, Márquez y Mariano (de pie); Lacalle, Galleguito, Chicha, Pepín y Manolín.

Al finalizar su primera temporada, el conjunto merengue tuvo la intención de cederlo al Real Valladolid. Sin embargo, Galleguito, cuando todos los corrillos de la calle Real decían que se iba, el nuevo presidente Manuel Ramírez Muñoz sorprendía con la noticia de que tenía un año más de retención y que se quedaba al aceptar la propuesta que se le puso sobre la mesa. En esta segunda temporada, la 73-74, con Diego Mendoza en el banquillo, completó un temporadón, totalizando 36 partidos y 15 goles en su haber. Tan solo Chicha lo superaba con 19 goles. Para muestra, la publicada por El Mirador de San Fernando cuando marcó dos goles al Badajoz.

Galleguito continuó una tercera temporada, la 74-75, donde jugó 25 partidos y solo marcó cuatro goles. Eso sí, se perdió bastantes por lesión. A esta temporada corresponde la siguiente foto.

A pesar de no estar en plenitud, la prensa no paraba de hablar de muchos ojeadores de diferentes equipos en las gradas del Marqués de Varela. Se hablaba de Lapi, Juan Antonio, Diego Román y… Galleguito. La directiva que presidía ya Gómez Sáez aceptó la propuesta que llegaba del Recreativo de Huelva. La entidad isleña en ningún momento pensaba que el jugador seguía siendo propiedad del Real Madrid. Y menos tras tres temporadas como azulino. Entendía que el jugador estaba liberado de todo compromiso contractual, salvo el del propio Club Deportivo.

Cuando la noticia del traspaso llegó a oídos del Real Madrid CF presentó una denuncia a la Federación Española, alegando que el traspaso era irregular y que Galleguito era un jugador de su propiedad. Cada club peleó por lo que consideraba justo. La Federación le dio la razón a Real Madrid y aceptó la reclamación madridista. El CD San Fernando tuvo que devolver el dinero ingresado que acabó en las arcas de la casa blanca que presidía Santiago Bernabéu. El dinero ya había sido invertido en potenciar el equipo y tuvo que ingeniárselas para devolverlo.

En La Isla solo hubo recurso al pataleo. Por activa y por pasiva, Gómez Sáez declaraba en prensa que no veía nada claro que el futbolista fuera propiedad del Real Madrid y que, por lo tanto, pertenecía al CD San Fernando.

Dos delanteros del CD San Fernando, Lapi y Galleguito, fueron parte del proyecto del Recreativo de Huelva en 2ª División en la temporada 75-76. En el Decano militaban exazulinos como Cruz Carrascosa, Dorrego y Jeromo; y futuros azulinos como el meta Romero, Otero y Salvador Ocaña. Junto a ellos, el uruguayo Víctor Espárrago.

Galleguito permaneció dos temporadas como recreativista, totalizando 37 partidos y anotando cuatro goles. Mejor le fueron las cosas al gran Lapi, que se convirtió en ídolo de la afición y un jugador de Primera División.

Francisco Martínez, “Galleguito”, también jugó en el Algeciras, Estepona y fue un ejemplo de longevidad futbolística, dado que con 45 años seguía en activo. En la 94-95 jugaba en Regional Preferente con el CD Pastores, su último club, donde también hizo sus primeros pinitos como entrenador. Las redes sociales de la UD Pastores nos muestra esta foto de la temporada 94-95 con Galleguito agachado el penúltimo.

Desde luego era un punta oportunista, pero con clase. En Algeciras aún se recuerda su gol que sirvió para ascender a 2ª División en 1978 contra el Gerona. De una web algecirista esta foto:

En San Fernando aún se recuerda sus asistencias y sus goles. Aquellas delanteras formadas por Lacalle, Sarmiento, Chicha, Mariano y Galleguito, como en la foto.

O Lapi, Juan Antonio, Montero, Yiyi y Galleguito. En todo caso,  inolvidable.