Capítulo 32: Antonio Ramallets

Poco tiempo, sí, porque el servicio militar que realizó durante tres meses en la Escuela de Suboficiales de San Fernando no le permitió jugar más. Hablamos de Antonio Ramallets, “el Gato de Maracaná”, uno de los mejores porteros de la historia del fútbol español y mundial. Y jugó en el Club Deportivo San Fernando.

Antonio nació el 4 de julio de 1924 en la calle Marina, cerca del campo de fútbol del barrio de Gracia  de Barcelona. En su casa no estaban muy por la labor de que se dedicara a jugar al fútbol. Algún que otro cristal roto y alguna que otra zapatilla siempre suponía un disgusto con la familia.

Sin embargo, jugaba porque era lo que más le gustaba, como a la mayoría de los jóvenes de la barriada. Con seis o siete años era uno de los típicos niños que se peleaban por el balón cuando éste salía por la tapia del campo de fútbol de Gracia. Tan preciado premio suponía entrar en el campo sin pagar entrada.

Comenzó a jugar en equipos aficionados de Barcelona, como el Numancia de la barriada de Provençals. En 1941 estampó su firma contractual con el CE Europa. Jugó poco, porque en la primavera de 1944 le tocó cumplir el Servicio Militar en San Fernando.

Dejaba el CE Europa, sus estudios de peritaje textil y su trabajo en una fábrica de tejidos. De norte a sur tuvo que cruzar la geografía española para la “mili”. Una vez en el Cuartel de Marinería fue incluido en la lista de jugadores que pasarían a formar parte del combinado de la Marina de Guerra de Cádiz que competía a nivel nacional. Se disputó en otra ciudad departamental como Cartagena. Tal importancia tenía que incluso el propio diario Marca incluía crónicas de los partidos… hasta en portada. La mayoría de los jugadores eran los del CD San Fernando: Chispa, Cría, Mejías, Urrutia, Perico… y Ramallets. Tras una serie de eliminatorias, se plantaron en semifinales ya metidos en junio. Por un lado, Cádiz vs. Baleares; por otro, Cartagena vs. Ferrol. En semis, el primer partido acabó 3-3 y se tuvo que jugar un segundo partido en el que vencieron los representantes de nuestra provincia 3-0 (los tres goles de Cría). En la final se perdió ante la potentísima Cartagena (5-1). Subcampeones. En la foto inferior, vemos al equipo de la Marina con Ramallets, el último, de pie.

Cabe decir que Ramallets captó la atención de muchos ojeadores. Siendo un porterazo como era, hubiera sido imperdonable que no jugara en el Club Deportivo que meses atrás había conseguido el ascenso a la Primera Regional. Ya el CDSF era toda una realidad que representaba con la mayor dignidad los colores de la Isla de León. Además, la afición iba en aumento cada jornada que pasaba, porque los resultados y las goleadas eran espectaculares.

Para preparar la nueva competición en Primera Regional (temporada 44-45) llovieron los amistosos, especialmente contra rivales sevillanos (como el Calavera CF) y provinciales (como el Xerez).

Precisamente en el campo de Domecq disputaron CD San Fernando (con Ramallets) y Xerez la Copa del conde Osborne. Nos remontamos al 23 de abril de 1944. Ganó el conjunto isleño, que estaba formado por Ramallets en la portería y, por orden de formación en la foto, Morrudo, Fidel,  Mallou, Chispa, Mejías, Florido (de pie); Bello o Claus (con duda), Urrutia, Cría, Guernica (agachados).

El 27 de mayo de 1944 los azulinos vencían 4-1 en un Madariaga (aún sin vallar) al Calavera (equipo de Puerta de Osario de Sevilla). Jugaron, entre titulares y suplentes, Ramallets, Fidel, Mojarro, Pujol, Julio Mejías, Chico Santana, Florido, Díaz, Chispa, Cría, Barrera, Urrutia y Belizón II.

El 29 de junio de 1944 el Xerez superaba 4-0 al CDSF en el campo El Retiro de Jerez de la Frontera. Jugaron todos los que acudieron: Ramallets; Fidel, Diego Lucas, Mojarro; Mensaya, Soto, Mejías, Chico Santana, Florido, Chispa, Cría, Urrutia y Pujol.

Estos son tres de varios amistosos más que disputó. Tras finalizar el cursillo de marinero en el Cuartel de Instrucción y como premio al subcampeonato conseguido, según él mismo contó a la prensa en una amplia entrevista, recibió un destino mucho más cerca de casa: Palma de Mallorca. Se fue sin dar tiempo de jugar partidos oficiales de competición, tan solo amistosos. Se fue siendo un marinero en tierra, pues nunca llegó a embarcar.

El RCD Mallorca fue su nuevo equipo y le sirvió de trampolín para firmar en mayo de 1946 por el FC Barcelona. Dado que contaba con pocas opciones de jugar, se decidió su cesión al Real Valladolid.

A su vuelta, aprovechó una lesión del meta Velasco, para hacerse definitivamente con la titularidad. Comenzaba la leyenda Antonio Ramallets. Con el Barça conquistó 6 ligas, 5 Copas y 2 Copas de Ferias, especialmente. Totalizó 538 partidos.

Con la selección española se consagró en el Mundial de Brasil de 1950, cuando España quedó cuarta. Allí recibió el apodo de “el Gato de Maracaná”. Ha sido 35 veces internacional. Esta foto corresponde al Mundial de Brasil 50.

Hoy día hubiera superado las 100. Trofeo Zamora en dos ocasiones y muchos títulos más, entre los que destacamos el de Caballero de la Orden de Isabel la Católica en 1960. Se retiró en 1962, tras dieciséis años como azulgrana.

Con ustedes, Antonio Ramallets y Simón, leyenda del fútbol que también jugó con el Club Deportivo San Fernando. Sí, poco, pero jugó. En muchas entrevistas él siempre nos ha recordado. Falleció en julio de 2013 a la edad de 89 años.