Capítulo 29: 1993-1994, el ascenso que nos volvió locos a todos

¡Qué tarde la del 12 de junio de 1994! En el disco duro de nuestro corazón aún se guarda cómo en el minuto 16 un centrocampista nacido en la población sevillana de El Coronil, Lolo Hernández, a la media vuelta remataba a portería y superaba al meta del Guadix, Asenjo, que solo pudo ver cómo entraba el balón en el fondo de la portería. Era el primer y único gol del partido del ascenso del grupo D4 de la fase de ascenso a 2ªB.

La grada enloquecía con un gol que valía un ascenso. Pero también se guarda en nuestro disco duro el momento en que ‘SuperLolo’ tenía que abandonar el terreno de juego llorando a mares por haber recibido la segunda tarjeta amarilla que dejaba al Club Deportivo con diez.

El tercer momentazo de aquel feliz domingo nos emociona solo de pensarlo. Locura, éxtasis, emociones a flor de piel… imposible acertar con el calificativo. La afición azulina se ponía bordeando todas las líneas del campo a la espera de que el colegiado Bermúdez Negrón pitase el final del partido. La histeria colectiva nos superó cuando una simple señalización de una falta fue confundida con el pitido de final del partido.

La afición invadió pacíficamente el terreno de juego. Continuaba el juego y poco después llegó el final del partido. El estadio Bahía Sur parecía un psiquiátrico con muchos miles de pacientes enloquecidos por el San Fernando. Comenzaban los gritos de alegría, también las lágrimas de emoción, las carreras, los abrazos, besos… El CD San Fernando era equipo de Segunda División B once temporadas después. En la foto inferior, un joven Keko lo celebraba a lo grande.

La gran fiesta continuaba por las calles de La Isla que se llenaba de los cláxones de coches y motos, todos en dirección a la Plaza del Rey, el punto de reunión del sentimiento azulino. Abarrotada la Plaza del Rey para celebrar la vuelta a la división de bronce del fútbol español tras varios años en el infierno de la 3ª División e incluso uno en Regional Preferente.

Hemos empezado la película del ascenso por el final. Hagamos flashback y volvamos a cómo se generó un ascenso inesperado. El presidente Ruiz Brenes había confiado el proyecto inicial al entrenador López Hita, destituido en las primeras jornadas por los malos resultados (2 puntos en 4 partidos). De forma transitoria, el secretario técnico Quinichi se hizo cargo del equipo, aunque no mejoraron los resultados (cuatro jornadas, una victoria, un empate y dos derrotas). Se contrataron los servicios de Antonio González Flores. Con él comenzó todo.

Antonio no tuvo un inicio esperanzador. Seguían los malos resultados y un continuo tráfico de altas y bajas.  Entre las altas llegaron dos muy especiales: Lolo Hernández y Pepe Mejías.

El punto de inflexión de la temporada llegó con la victoria 0-3 en el Carranza ante el Cádiz B. La pareja en el centro del campo, Lolo-Pepe, fue el aceite que engrasó el equipo. Llegamos a Navidades con el CDSF situado en la mitad de la tabla, pero claramente al alza. Y más cuando incluso habíamos estado en el puesto 19 de la tabla. La grada comenzó a confiar en la segunda vuelta. Una jornada tras otra iba escalando posiciones, hasta que de repente se sufrió un frenazo con diez empates en once partidos. En la jornada 36, bajonazo total con la derrota aplastante (9-0) con el Betis B. Se finalizaba la competición con dos victorias: 2-0 al Sanlúcar sevillano y 0-2 en Cabra ante el Egabrense. De esta manera, el CD San Fernando terminaba 3º con 43 puntos.

En el bombo del sorteo nos tocaba en suerte el Ciudad Real, Christian Lay y el Guadix.

Los resultados fueron los siguientes:

Jornada 1: Ciudad Real 0 –  CDSF 2

Jornada 2: CDSF 1 – Christian Lay 2

Jornada 3: Christian Lay 0 – CDSF 1

Jornada 4: CDSF 1 – Ciudad Real 1

Jornada 5: Guadix 1 – CDSF 1

Jornada 6: CDSF 1 – Guadix 0

En la jornada 5 de la fase de ascenso se jugó en Guadix. En caso de derrota, adiós al ascenso. Se arrancó un empate en un campo de albero, sufriendo de lo lindo todo tipo de artimañas. ¡Que le pregunten a Jesús Sierra! El 1-1 nos daba la posibilidad de que, con la victoria en casa, el ascenso estaba conseguido. La portada del San Fernando Información en un suplemento especial titulaba “Vamos a ganar”.

Y llegamos al 12 de junio. 8000 almas (o más) rugieron sin parar. En el once inicial Sierra, Marcos, Rivas, Rocky, Choya, Nene Bueno, Lolo Hernández, Pepe Mejías, Peñalver, Keko y Javi Romero.

Nadie en su sano juicio podía imaginar en el primer tercio de competición liguero que el CD San Fernando en junio iba a conseguir el ascenso. Costó sangre, sudor y lágrimas.

Tres entrenadores, 38 jugadores. Nene Bueno fue el que más jugó (43 partidos), perdiéndose tan solo un partido. Tras él Rivas con 38  y Marcos con 36. Pepe Mejías fue el máximo goleador con 8 goles y un sinfín de asistencias. Pepe nos regaló mucho fútbol. González Flores confió mucho en la cantera y fruto de esa confianza salieron el meta Sierra y el delantero Keko.

Recordar es volver a vivir. 1994, 26 años ya de aquel ascenso. Gracias a San Fernando Información y Diario de Cádiz por inmortalizar en prensa un día tan especial.

#SinAficionadosNoHayFútbol