Capítulo 25: La operación ‘Mil de Mil’

En mayo de 1971, ya con la competición liguera casi terminada, la directiva del CD San Fernando, encabezada por su presidente José Enrique Varela (hijo del Marqués de Varela) y por el vicepresidente Manuel Gómez, tiraron de ingenio en la búsqueda de soluciones para solventar la crisis económica que acuciaba al club. Hoy hablamos de la operación “Mil de mil”.

Cuando no hay dentro, hay que buscar fuera. La operación tenía como propósito hacer ingresos atípicos. ¿Cómo? Consistía en conseguir que mil personas o entidades colaboraran con mil pesetas cada uno.

La ciudad de San Fernando respondió de forma casi unánime a la petición de auxilio de la directiva cuyo líder “in pectore” era Manolo Gómez, que aparece en la foto inferior.

A Manolo todos lo apodaban cariñosamente “el Manco”. Toda la ciudadanía quiso dar ejemplo de solidaridad con el primer equipo de la ciudad. La plantilla para dar ejemplo donó la prima ganada en Coria. En la foto inferior, un once inicial de la temporada 70-71.

La Isla se empapeló de carteles instando a su inscripción como socio del club, o bien a una aportación de 1000 pesetas (o aquella cantidad que buenamente se pudiese donar). O ambas cosas. Podemos decir que San Fernando hizo Club Deportivo. Fueron innumerables negocios y particulares los que quisieron dar una aportación económica al CD San Fernando.

Hablamos de los hermanos Picó, La Voz, joyería Oriente, muebles Gayro, muebles Márquez, Venta de Vargas, El Dean, Garaje San José, Suministros Americanos, Bazar Inglés, Tejidos Jisol, Armería Espada, Bar Royalty, Las Camelias,  Ruceco, óptica Fernández, bar La Sacristía, Josán, relojería Serván, Comercial del Acero, almacenes Costa del Sol…

Algunos, como el carrillo de las Camelias aportó acorde a sus posibilidades y modestamente colaboró con 100 pesetas. Fueron también muchos particulares con nombres y apellidos, como Antonio González Macías, Dionisio Sordo García, María Ruiz Marín, Antonio Núñez Arroyo, José Gutiérrez Peinado, M. González Chaves, los hermanos Basilio y Javier Ruiz de Azua, José Meléndez Serván, Manuel de la Hoz, Manuel Collado, Fernando Picó Galiana, Quintín Dobarganes, Juan e Isabel Vázquez, Abel Rodríguez Narváez, Francisco Ruiz Moreno, Diego Trujillo, Pedro Fernández, Antonio Cerezo, Antonio Seijo Duro, Manuel Olmo…  Otros realizaron donativos de forma anónima. Por ejemplo: Un norteño, 1000 pesetas. Otro norteño, 1000 pesetas. O simplemente con el calificativo de 11 socios, 1.200 pesetas.

Esta lista se fue publicando cada lunes en el Mirador de San Fernando. En ella aparecían la cifra entregada y la cifra total. Disculpen no tener la lista completa de todos los que participaron con sus donativos. Solo hemos podido tener acceso como guía un Mirador de San Fernando de la época.

Por último, decir que la Junta Directiva del CD San Fernando había sido renovada un mes antes y estaba formada por las siguientes personas:

  • Presidente: José Enrique Varela Ampuero (en la foto superior)
  • Vicepresidente: Manuel Gómez, José Chamorro López y Félix Revuelta Jara.
  • Gerente: Máximo Durán Mediavilla
  • Secretario: Agustín Fernández López
  • Tesorero: Manuel Ramírez Muñoz
  • Contable: Antonio Rodríguez Pino
  • Vocales: Juan Romero Crespo, Vicente Mira Márquez, José María Roca Suárez, José Llerena Martín y Andrés Sánchez Jiménez.

El equipo había quedado segundo en su grupo de Regional Preferente y perdió toda opción de ascenso a 3ª División. La directiva consiguió pingües beneficios que utilizó para confeccionar el proyecto CD San Fernando 71-72 que terminó con la vuelta a la 3ª División.

En la foto que cierra el artículo el jugador Pepe Cantón recibe el trofeo de manos del presidente del CD San Fernando, Varela Ampuero, como mejor futbolista de la temporada 70-71.