Capítulo 24: 1962/1963, una Copa de infarto y locura

El CD San Fernando participaba en la Copa de la temporada 62-63. Solo jugó dos rondas, peros fueron especialmente significativas y por  ello queremos que el socio, aficionado y amigo del club tenga conocimiento. En la primera ronda superó a la UD Salamanca y en la segunda tuvo que enfrentarse al Real Zaragoza de los Cinco Magníficos.

El bombo nos trajo en suerte en primera ronda a la UD Salamanca que por entonces militaba (como nosotros) en 2ª División, si bien jugaba en el grupo Norte. Para superar este escollo hubo que pelearlo a fondo y disputar cuatro partidos. El primer partido se disputó el 25 de noviembre de 1962 en el viejo estadio El Calvario salmantino y los charros nos golearon 4-0 con tantos de Alonso, Neme, Pineda y Amantegui. El técnico Santiago Núñez alineaba a Fernández, Jiménez, Herrera, Esteban, Laso, Petralanda, Pepín, Juanín, Cantón, Canario y Luis Periñán.

El 2 de diciembre de 1962 Madariaga vestía sus mejores galas para superar la eliminatoria. La grada enloqueció al devolverle el resultado de 4-0 al conjunto salmantino con un gol de Canario y hat-trick de Pepe Cantón (32’, 53’ y 60’). Núñez solo realizó dos cambios respecto al partido de ida, al alinear a Goñi en lugar de Laso y Alías por Luis Periñán. Pepe Cantón posa en la foto inferior.

La Federación estimó oportuno (¡vaya tela!) celebrar el partido de desempate el 21 de febrero en Valencia, concretamente en el Vallejo, propiedad del Levante. Al término de los noventa minutos el marcador reflejaba empate a un gol. Abrió el marcador el isleño Alías a la media hora de partido, pero Ormaza en el 72’ igualó la contienda. Jugaron de inicio Fernández, Maiño, Herrera, Tino, Jiménez, Toro, Periñán, Juanín, Cantón, Pepín, Alias. Se disputó una prórroga de 30 minutos que terminó con 1-1. En el 111’ fue expulsado Juanín y tuvo que resistir con un jugador menos este último tramo (extenuante) de partido.

El cuarto partido de esta eliminatoria tuvo lugar el 19 de marzo de 1963 en El Vivero de Badajoz (una localidad elegida con más sensatez). El CD San Fernando por fin se impuso 2-1 a la Unión y pasó a la siguiente eliminatoria. Así aparecía en la porta de Marca: “Con diez jugadores el San Fernando sigue adelante en la Copa”.

Ahora queda en pura anécdota que el conjunto isleño tuvo que jugar este encuentro con un jugador menos por la expulsión que sufrió Juanín en el anterior enfrentamiento. Era una normativa incomprensible de aquella época que posteriormente fue derogada. El azulino Toro marcó a la media hora de juego, empatando el salmantino Pino en el 51’. A seis minutos del final, Pepín marcaba desde el punto de penalti y daba el pase a la siguiente ronda. El “diez” inicial fue Fernández, Jiménez, Herrera, Garay, Tino, Petralanda, Pepín, Toro, Cantón y Alías.

De esta manera el CD San Fernando se colaba en los dieciseisavos de final de la Copa. El rival que el bombo nos deparó fue el Real Zaragoza. En La Isla existía una inusitada expectación por ver en directo a futbolistas de la talla de Marcelino, Lapetra, Villa, Reija,… a las órdenes del ex delantero centro goleador César. Desdichadamente el Club Deportivo no pudo plantar cara a los maños. La lógica se impuso. El Real Zaragoza ganó ambos encuentros con sendos 4-1.

La Romareda abría sus puertas el 28 de abril para recibir al Club Deportivo. Los isleños presentaban el siguiente once que aparece en portada: Fernández, Jiménez, Herrera, Esteban; Toro, Tino; Pepín, Juanín, Cantón, Petralanda y Alías. No se lo quiso perder el presidente Cayetano Fernández Mijares que aparecía en el centro de la foto. Por cierto, marcaron Murillo (2), Sigi y el internacional Marcelino (el del mítico gol que nos dio la Eurocopa un año más tarde). El gol isleño fue obra de Jesús en el minuto 21 que igualaba y daba ilusión a los de La Isla.

El partido de vuelta vino a refrendar la superioridad de los blanquillos al imponerse con solvencia. Idéntico resultado: 1-4. La afición isleña, a pesar del resultado, se sintió orgulloso de los suyos. Se lo tomó como una fiesta. Supo interpretar que era casi imposible plantar cara a uno de los grandes del fútbol español con internacionales de la talla de Marcelino o Villa en sus filas. Alías marcó el gol del honor
en el 70’. Marcelino, Duca, Murillo y González marcaron para los zaragocistas. Según el Marca de aquel día, el San Fernando jugó “con más afán que suerte”, dado que no mereció el resultado. El meta Cardoso salvó algunos goles cantados, especialmente dos a Pepín.

El once que jugó este partido de vuelta estuvo formado por Fernández, Jiménez, Herrera, Jesús, Tino, Toro, Alías, Petralanda, Cantón, Juanín y Pepín. El Real Zaragoza pasaba a la siguiente ronda y le tocaba en suerte el Athletic Club de Bilbao, al que dejó en la cuneta, igual que al Atlético de Madrid y Real Madrid. Es más, disputó la gran final de la Copa ante el FC Barcelona, venciendo los culés por
3-1.