Capítulo 23: CD San Fernando vs Real Murcia, ¡como local en Jaén!

El próximo domingo CD San Fernando y Real Murcia CF disputan la jornada 23 del Grupo IV de 2ªB.  Al hilo de este compromiso hemos echado la vista atrás, concretamente al 13 de febrero  de 1977, cuando el Club Deportivo actuó de local ante el conjunto murcianista como local en el estadio de La Victoria de Jaén. Conozcamos con detalle esta curiosa anécdota.

“Multar al San Fernando y clausurar su terreno de juego por un partido oficial por incidentes del público, con lanzamientos de objetos al terreno de juego, resultando alcanzado el árbitro e intentado acceder el público al vestuario arbitral, produciendo desperfectos en la puerta (…), estando el club apercibido de dicha clausura”. Así rezaba el acta del Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol teniendo en cuenta el acta arbitral redactado por el colegiado castellano Jiménez de la Coca al término de la jornada 22 del Grupo IV de 3ª División que enfrentaba al conjunto isleño frente a la AD Almería en Madariaga y con empate a cero. La Federación castigó a nuestro club con el cierre por un partido de nuestro estadio. Hasta ahí puede resultar normal, pero con el agravante de tener que disputarlo a más de 300 kilómetros de La Isla de León.

El presidente Antonio Barral Domínguez (en la foto de la parte superior) y la junta directiva se movieron pronto a la búsqueda de un campo. Se intentó disputarlo en el Franco Navarro de Almería o en el Alfonso Murube de Ceuta. Ambos equipos eran los rivales directos (segundo y tercero respectivamente) de los pimentoneros. Según la prensa de la época, el presidente del Almería nos aseguraba una taquilla de 5 millones de pesetas, además del aliento extra de la afición. Las quejas del Real Murcia surtieron efecto y se rechazaron ambas propuestas. La Federación no quería beneficiar ni al Almería ni al Ceuta, pero sí benefició al líder al ponérselo en el campo que deseaba.

La directiva se plantó en la Federación a mitad de semana para buscar la mejor solución posible. El Comité de Competición finalmente le brindó con escaso margen de trabajo otros campos: Algeciras y Marbella. Se tuvo que desestimar porque ya estaba todo organizado: cartelería, desplazamiento de autobuses y excursión.

Así pues, los azulinos se veían en la tesitura de disputar el partido como local en el estadio de La Victoria de Jaén. El encuentro se disputó un domingo de mañana fría el 13 de febrero de 1977. El Real Jaén cobró 150.000 pesetas por la cesión del campo. Los ingresos en taquilla fueron de 300.000 pesetas. Además, el conjunto isleño tenía que costear todos los gastos de personal; propaganda; el 12% de lo vendido en taquilla; 75 pesetas por cada entrada vendida; y (¡ojo!) abonar el arbitraje de este encuentro y el del juvenil jiennense que se jugaba a continuación. Una cesión de lo más costosa. Hizo el mes de agosto en febrero. Esta información está extraída del Mirador de San Fernando con fecha de 14 de febrero de 1977.

“Es la afición más viajera”, canta hoy día Orgullo Isleño. La afición isleña se desplazó en varios autobuses más un buen número de coches particulares. Se tragaron muchos kilómetros (unos 360) en un ejercicio de amor y fidelidad a su club. La afición murcianista también se desplazó en masa. En total, unos 3.000 espectadores.

Se sentó en el banquillo Luis Periñán, pues el técnico Diego Mendoza había sido cesado días atrás. José Antonio Naya entrenaba al rival. Estos fueron los dos onces:

CD San Fernando: Beni; José Luis, Silva, Márquez, Rafa, Román, Puertas, Lebrón, Faly Castañeda, Blanquito y Calcita. En el 58’ el extremo roteño Villalba salió por Juan Lebrón y en el 65’ Soriano por Márquez. Un equipo parecido a este que viene en la parte inferior.

Real Murcia: Goyo; Camino, Pazos, Vidaña, Lema, Navarro, Joaquín, Jaime Cano, Rolón, García Murcia y Álvarez. A cinco minutos del final salieron Corrales y Echecopar por Lema y Cano.

El equipo isleño atravesaba una mala racha cara al gol. Lo que es el fútbol… Lo encontró ante el líder en el minuto 1 y 3 de partido. Esto es, a los tres minutos ya ganaba 2-0. El 1-0 Blanquito (en la foto de abajo) con la cabeza desviaba suavemente el balón a la red tras centro de Puertas.

En el 2-0 Lebrón ejecutaba un saque de esquina y el balón entraba tras varias indecisiones. Al parecer el último jugador que tocó el esférico fue Faly, según sus propias palabras. En la Hoja del Lunes aparece Calcita como autor del gol. En todo caso, los cañaíllas se frotaban los ojos. Pero de repente un minuto después el delantero centro Rolón recortaba distancias (2-1). Sufrían los nuestros y en los minutos 18 y 34 remontaba el conjunto murciano. El partido terminó con 2-3 en el marcador.

De esta manera finalizó este atropello de partido. Castigo exagerado no por el número, sino por la distancia; exagerado por los inconvenientes que encontró en todo momento; exagerado por el coste (económico, deportivo y emocional) que le supuso. Y para colmo de males se terminó perdiendo 2-3 un choque que se ganaba 2-0.

La temporada 76-77 finalizó con el Real Murcia como campeón y el CD San Fernando en la posición decimotercera.

Este domingo nos vemos en el Iberoamericano 2010.