Capítulo 10: Una herencia de padres a hijos

Desde los orígenes del San Fernando hasta la época actual no son pocos los casos de padres e hijos que con el paso del tiempo han compartido la ilusión de vestir la misma camiseta azulina, la camiseta de nuestro C.D. San Fernando. En el capítulo de hoy repasamos todos los casos que hemos podido conocer. Hay curiosos casos de generaciones completas. Insistimos en que solo reflejamos casos de padres-hijos, no de hermanos. Os invitamos a que lo leáis.

LOS MENDI: Rafael, Andrés, Alfonso y Andrés Jr.

Rafael Flores “Mendi” es un malagueño que firmó por el CDSF en la temporada 56-57 e hizo historia en el club. Cuatro temporadas como azulino que le permitieron firmar por el C.D. Málaga (jugando incluso en 1ª División). Su hijo, Andrés, fue el dueño absoluto de la banda derecha durante la década de los ochenta y comienzos de los  noventa. Doce temporadas con la azulina y en tres categorías diferentes: Segunda B, la Tercera y la Regional Preferente. Su hermano Alfonso (Oncho), saltó del juvenil al primer equipo permaneciendo dos campañas hasta que estampó su firma con el Atlético Malagueño. Una tercera generación con un hijo de Andrés Mendi, del mismo nombre, fue canterano, aunque no continuó como senior.

LOS AYÁN: Mariano, Marianín y Javi.

Mariano padre, a decir de muchos que lo vieron jugar, pudo haber sido el mejor futbolista de la historia del fútbol isleño. Con 17 años era internacional juvenil compitiendo en campeonatos europeos. Fue traspasado del San Fernando al Sevilla. Xerez Deportivo, Recreativo, Cartagena y Racing Portuense también lo vieron en acción.  Tras abandonar la práctica del fútbol ha sido miembro del cuerpo técnico del club en varios periodos: bien como técnico juvenil, bien como ayudante de Juan Antonio, etcétera. Su hijo Mariano (o Marianín) destacó sobremanera en el juvenil y debutó muy jovencito en el San Fernando. Permaneció un primer periodo de tres campañas: 86-87, 87-88 y 88-89. Se marchó a tierras extremeñas para regresar en la 92-93. Aún se recuerda su rapidez y sus cabalgadas, pero especialmente su larguísimo saque de banda, a pesar de su escasa estatura. Su hermano Javi no jugó en el primer equipo, pero sí en la cantera y en el G.E. Bazán.

LOS PERIÑÁN: Luis, Nicolás, Roque, Paquito y Roque Jr.

Hablar de Periñán es hablar de un hombre que lo ha sido todo en la historia del CDSF. Futbolista estrella, ayudante, masajista, primer entrenador (si tocaba) y socio. Era extremo en su más pura esencia. Su hermano Nicolás, sin embargo, era lateral defensivo y jugó cuatro temporadas. Llegaron a jugar juntos.

Un hijo de Luis, Roque, jugó en la temporada 79-80. Actuaba de defensa. Y un hijo de éste, del mismo nombre, fue canterano del San Fernando C.D., pero una importante lesión le apartó del fútbol. Anteriormente en la década de los noventa Paquito Periñán jugó también en nuestro juvenil.

LOS MENSAYA-SÁNCHEZ: Mensaya, Juan Antonio y Pacucho.

Francisco Sánchez Mensaya formó parte de las primeras plantillas del C.D. San Fernando y posteriormente jugó en el Juventud Artística (luego Puerto Real C.F.). Es el padre de los hermanos Sánchez Franzón: Juan Antonio y Pacucho. Juan Antonio ha sido uno de los mejores centrocampistas de la historia del club. Impartió su magisterio tanto como futbolista como entrenador. Pacucho, algo más joven, jugó tres temporadas como azulino. Ambos también tienen en común haber jugado en el Xerez C.D.

LOS MARTÍNEZ: MARTÍNEZ FABRÉ Y MIGUEL MARTÍNEZ

El catalán José Miguel Martínez Fabré llegó a La Isla (como tantos otros) a realizar el servicio militar. Se casó con una cañaílla, jugó con el Club Deportivo en la 61-62 y posteriormente firmó por el Real Betis en 1ª División. En verano de 1964 firmó contrato con el Atlético de Madrid y ese mismo verano sufrió un colapso del que nunca se recuperó. Ocho larguísimos años en coma para acabar en un triste final.

Su hijo Miguel Martínez Márquez nació justamente el año que quedó en coma. Martínez fue también defensa central: canterano zurdo, alto y fuerte. De casta le venía al galgo. Miguel jugó dos temporadas vestido de azulino.  Decidió abandonar el fútbol por sus estudios.

LOS GARCÍA: Pepito, José Mari y Luis

Uno de los mejores jugadores que ha aportado la cantera azulina ha sido la irrupción de Pepito en la campaña 88-89. Fue llegar y besar el santo, pues la grada se llenaba de representantes para verle en acción. Resultado: fichaje por el Real Madrid. Juvenil, Real Madrid Castilla y amistosos con el primer equipo. Luego experiencias en equipos españoles, tales como Badajoz, Cádiz y Levante, o portugueses como el Desportivo Chaves. Regresó en la campaña 1999-2000 con el malogrado Ramón Blanco, consiguiendo el ascenso a 2ª B.

Su hijo José Mari debutó con 16 años con el primer equipo del San Fernando C.D. en la última jornada de liga ante el Racing Portuense en 3ª División. Luego no pudo ser y su padre decidió llevárselo al Cádiz, donde ha jugado con el Cádiz B, dos partidos con el Cádiz en Copa del Rey, Real Avilés como cedido, de nuevo volvió al San Fernando C.D., cesión al Conil, G.E. Bazán, Conil C.F., Plasencia, vuelta al Bazán y hoy día en el Puerto Real.

El pequeño Luis, apodado “Wiwi”, también es delantero. Este verano realizó la pretemporada con Tito García Sanjuán, tras finalizar su periplo como juvenil. Ha pertenecido también a las canteras del Espanyol y RCD Mallorca. Actualmente juega y marca con el Grupo Empresa Bazán.

LOS “GATO” SÁNCHEZ

Uno de los mejores extremos que ha visto nacer La Isla fue Antonio Sánchez Gómez “Antoñito”, apodado “el Gato” que debutó enero de 1968 en edad juvenil. Lo hizo con gol en Huelva ante el Recre. Seis temporadas de azulino. Se marchó al Algeciras.

Su hijo Manolín, sin embargo, fue portero (gato de portería) y fue canterano del CDSF, siendo tercer portero en la 98-99. Convocado en varias ocasiones por Antonio Cama. Posteriormente jugó bastantes temporadas en el G.E. Bazán, entre otros equipos.

LOS ALÍAS: Antonio y Marcos.

Antonio debutó con la azulina en la final de la antigua Copa Sánchez Pizjuán. Tras pasar por Puerto Real y Portuense, regresó a su San Fernando para ser parte de la plantilla de la temporada 62-63. Tres temporadas en la división de plata con los de La Isla. Luego jugó en el Xerez CD y Jerez Industrial, En 1971 regresó al C.D. San Fernando para definitivamente colgar las botas.

De sus cuatro hijos uno, Marcos, fue miembro del primer equipo durante dos temporadas, concretamente la 87-88 y la 88-89. Jugó con un juvenil de leyenda formado por Monchi, Pablo, Pepito, Juanito, etc.

LOS SÁNCHEZ: Pepín, Orlando y Nael

El algecireño Pepín fue homenajeado hace varias temporadas por el San Fernando en el Trofeo de La Sal. Fue un extremo de ida y vuelta. Llegó del Algeciras, jugó con los isleños, fichó por el Levante U.D., Mallorca, Lleida, Xerez y regresó al Club Deportivo. Hizo de La Isla de León su ciudad y aquí vive. En el Levante fue leyenda durante un tiempo al ser el jugador con más goles en 1ª División, hasta que llegó Felipe Caicedo. Como azulino jugó cuatro temporadas.

Su hijo Orlando fue un centrocampista zurdo de mucha calidad. Pasó por el Juvenil, luego en el San Fernando B y al primer equipo. Dos campañas tan solo. Debieron ser más por calidad. Luego pudimos verle en el Bazán, Pastora y equipos de fútbol sala. Nael hizo la pretemporada con el primer equipo en la 91-92 tras subir del juvenil, aunque no llegó a debutar con el C.D. San Fernando.

LOS BLANDINO: Manuel y Manuel.

Manuel Blandino Hernández nació en Puerto Real. Tras pasar por el Hércules Gaditano, Cádiz y Xerez, llegó al Club Deportivo en la temporada 49-50 para permanecer hasta la temporada del ascenso a 2ª División (53-54).

Tras dejar el fútbol, un hijo y un nieto suyo continuaron la saga de los Blandino. Su hijo Manolo Blandino Espresati también vistió la camiseta azulina. Llegó en la temporada 68-69, permaneciendo en el equipo tres temporadas consecutivas. Posteriormente jugó en el Écija y en el Hércules de San Fernando. También lo conocemos por su tremenda labor en la cantera de La Isla como entrenador.

LOS PÉREZ: Juan y Jesús.

Dos porteros en acción. Juan Pérez Barroso llegó estando el C.D. San Fernando en 2ªB (82-83) con tan solo 20 años.  Tuvo que competir con Juanini y Sanz en la portería. Se marchó en la 83-84 y regresó en la 84-85, donde ya sí era un fijo bajo los arcos. Gran portero. Su hijo Jesús, en edad juvenil, fue el segundo portero del C.D. San Fernando la temporada del ascenso a 2ªB (2007-2008) con Antonio Iriondo. Estuvo en la cantera cadista  también, siendo un clásico en las convocatorias de las diferentes selecciones gaditanas.

LOS RUIZ: Paco y Jesús

Francisco Ruiz Brenes, alias Superpaco, fue portero del C.D. San Fernando y luego un destacadísimo portero de 1ª División con el Sevilla F.C. y convocado por Kubala con la Selección Española. Tras abandonar la práctica activa del fútbol fue presidente del club en dos periodos diferentes. Consiguió dos ascensos de 3ª a 2ªB. 

Su hijo Jesús María Ruiz Girón formó parte de la plantilla 1999-2000 que consiguió el ascenso a 2ªB por los impagos del Manchego. No llegó a debutar en partido oficial. En principio iba a formar parte de la campaña 2000-2001 en 3ª División. De golpe y porrazo se trajo a Nene Montero y se preparó un equipo más competitivo, pero sin Jesús.

LOS VICENTE: Argüelles y Josemi González

Los más veteranos se acordarán de un portero llamado Argüelles que jugó durante cuatro temporadas en el San Fernando desde la 49-50 hasta la 52-53. Posteriormente firmó por el Cádiz y también militó en el Portuense. Su nombre completo era Luciano Vicente Argüelles y era natural de Gijón, aunque se afincó en la capital gaditana.

En 1959 nació Josemi, que siguió los pasos de su padre, aunque como centrocampista: canterano del Cádiz, C.D. San Fernando (dos temporadas, 80-81 y 81-82), Portuense y Alcoyano.