Empate sin goles que sabe a poco frente al Recreativo Granada (0-0)

No pudo ser. El San Fernando no ha logrado vencer en su compromiso de la jornada 33 frente al Recreativo Granada en un Sábado de Pasión difícil de olvidar por el éxito de público en el Estadio Iberoamericano. Mereció más la escuadra de José Pérez Herrera en un duelo disputado, pero se topó con la solidez del rival en materia defensiva. La nota negativa fueron las expulsiones, fruto de la desesperación, de Pedro Ríos y, ya con el choque finalizado, de Rubén Gálvez.

El equipo azulino repitió once por tercera semana consecutiva. La única variante fue el intercambio de posiciones de Carri con Pablo Sánchez. Precisamente el mediapunta azulino fue el primero en probar a Lejárraga en el minuto 3, pero su disparo se marchó cerca del palo. Pablo, por su parte, generó la oportunidad más clara para los azulinos en el minuto 12.

Por el carril central, Pablo Sánchez dibujó un gran pase sobre la posición de un Pau Franch que se plantó solo delante del portero. Sin embargo, su remate se fue por encima del larguero. Poco a poco, el Recreativo Granada fue bajando los decibelios al choque, amasando más el esférico y evitando que el partido tuviera ritmo. Por el contrario, los nazaríes tampoco se asomaban excesivamente por la meta defendida por Gálvez, por lo que el envite se convirtió, en el ecuador del primer acto, en un quiero y no puedo de un San Fernando que no encontraba la manera de percutir.

Ya en la recta final del primer acto, un centro de Gabi Ramos se lo encontró Carri tras rozar en Fran Serrano. El remate del 10 cañaílla se perdió a la derecha de Lejárraga justo antes de señalar el pitido final del primer tiempo.

Tras la reanudación, el San Fernando trató de imprimir ritmo e imponer su estilo. A base de casta y de coraje fue cercando la portería enemiga y con chispazos trataba de enganchar a una grada que buscaba espolear a los suyos. Sin embargo, a la contra, el Recreativo Granada se fajó de la presión alta azulina para incomodar a Rubén Gálvez.

Sin ir más lejos, Adri Rivas tuvo una opción clara en un uno contra uno que cruzó en exceso. Por aquel entonces, el San Fernando ya había quemado sus naves: Manu Ramírez, Jacobo y Joselu trataban de agitar un choque condenado a las tablas. Jacobo, por la izquierda, gozó de un disparo de zurda que salvó el portero en el palo corto, mientras que ya en la recta final, Pedro Ríos no culminó una buena jugada por la derecha. El control del jerezano se marchó excesivamente largo y Lejárraga atrapó el balón suelto.

En esa misma acción de disputa, el colegiado interpretó una agresión del capitán azulino, por lo que Ríos fue expulsado con roja directa. Ya con uno menos, el San Fernando siguió peleando con fe hasta que Escudero Marín decretó el final. Preso de la frustración, Rubén Gálvez fue expulsado tras una discusión con el trencilla.

El San Fernando ha logrado con este punto las 57 unidades que necesitaba para superar su mejor registro histórico en Segunda B y queda a dos puntos del cuarto clasificado, el UCAM de Murcia. La jornada 34 se disputará en el Vicente Sanz de Don Benito el próximo sábado 20 de abril a las 20:00 h.