“Ha sido un partido igualado que se ha decidido por nuestra efectividad”

El técnico José Pérez Herrera compareció ante los medios después de la victoria en El Palmar con una extraña sensación debido a su pasado verdiblanco. Aclamado por la afición local de camino a la sala de prensa, el míster azulino relató su visión de un encuentro disputado que se decidió por la efectividad azulina. Con 42 puntos, “podemos marcarnos retos impensables a comienzos de temporada, pero con los pies en el suelo”.

Valoración del partido: “Ha sido un partido igualado. El Palmar es un campo complicado, se genera un ambiente siempre de agresividad deportiva e intensidad. Veníamos con la idea de que, con el cambio de entrenador, el Sanluqueño había mejorado y no sabíamos cómo iba a encarar el partido Abel Gómez en cuanto a estilo de juego. Finalmente, decidió seguir apostando por sacar el balón jugado desde atrás como logró ganar en El Ejido. El rival ha tenido fases muy buenas de partido, pero nosotros hemos sabido controlar y estar organizados y la efectividad ha sido nuestra porque hemos aprovechado las pocas ocasiones que se han generado”

Partido muy emotivo: “Estamos muy contentos por el triunfo aquí porque lo tomamos como un golpe en la mesa: seguimos dando guerra en la zona alta a pesar de que no es nuestro objetivo. Pero también es algo chocante el hecho de haber ganado a un equipo en el que he trabajado cinco años. Tengo que agradecer el respeto y el cariño que me muestran. Estoy dolido porque estarán fastidiados, pero, si siguen este camino, el Sanluqueño conseguirá su objetivo”.

Sensación extraña: “Ha sido contradictorio. Te emociona y te llena de orgullo porque dejé muchos amigos. De hecho, al ser la primera vez que vengo a El Palmar, mi primer impulso ha sido irme al banquillo local. Ha sido una sensación extraña porque he disputado muchos partidos como local aquí en este estadio”. 

Diferencias con el partido de la primera vuelta: “El Sanluqueño es muy diferente, antes era muy directo con la velocidad de sus extremos y Mawi de punta y también aprovechando el golpeo de su portero. Ahora prefiere sacar el balón jugado desde atrás con basculaciones ofensivas y pases y también filtrando pases por dentro. El cambio de míster le ha dado alegría al equipo. Nosotros maduramos partido a partido, siempre somos valientes intentando recuperar en zona alta, también estamos concentrados a balón parado y seguimos mejorando con fe y convicción. Incluso cuando no sale el resultado no olvidamos los aspectos positivos”.

Victoria para soñar: “Hoy sí hemos tenido eficacia, pero tampoco podemos levantar los pies del suelo porque hace dos semanas perdimos contra el colista en casa. Hoy hemos estado acertados, pero no nos podemos creer que somos un equipo muy efectivo. Para ganar tenemos que conseguir muchas ocasiones, esa es nuestra característica, ser insistentes y ambiciosos. No debemos creernos mejores de lo que somos”. 

“Un segundo gol en tu casa hubiera hecho mucho daño. Pau tuvo una presión alta que casi encuentra premio y eso hubiera noqueado al rival. No fue así y al final, las aficiones han disfrutado de un duelo disputado con buen ambiente en las gradas”.

¿Se puede soñar?: “Teniendo los pies en el suelo podemos soñar lo que queramos. Nos marcamos retos que a comienzos de temporada parecían imposibles. La permanencia está muy cerca y a partir de ahí todo lo que venga será bueno sin olvidar lo que somos”. 

Pedro Ríos: “Sintió una leve molestia en el isquio y no quisimos arriesgar porque tenemos tres bajas y hay que cuidar esos detalles porque perderíamos mucho potencial. No llega a ser rotura, pero hemos decidido prevenir”.