«Nos vamos contentos, pero con la sensación de haber perdido puntos»

El técnico del San Fernando CD, José Pérez Herrera, compareció satisfecho tras el empate a cero de su equipo en el Municipal Villanovense. El míster asegura que el partido fue “tal y como nos esperábamos, porque el Villanovense quería marcar pronto y había que aguantar su inicio para hacernos con el control”. Ocurrió al inicio y tras el descanso y, además, Pérez Herrera destaca que las ocasiones de gol llevaron sello cañaílla: “La única peligrosa del rival vino precedido de un resbalón de Oca”.

En resumidas cuentas, se marcha “contento” porque es un campo “complicado” en el que es difícil puntuar. También porque “seguimos compitiendo, somos sólidos y tenemos personalidad y carácter como visitante”. Seis puntos en cinco partidos “prácticamente jugando todos a domicilio y ahora esperamos una victoria que haga bueno este empate”.

Hubo varios cambios en el once. El objetivo es que “toda la plantilla esté enchufada”. Según el técnico “necesitábamos un central zurdo porque pensábamos que iban a jugar con línea de cinco y queríamos aprovechar la zurda de Colo para cruzar balones a la derecha y tener superioridad. Arriba incluimos a Vera por Jacobo para tener más verticalidad y gol y, en punta, Buba y Pau pueden ser titulares. En esta ocasión, elegimos a Buba por su velocidad, para ver si era capaz de cazar algún balón a la espalda en el juego directo”.

Elogió la labor de Colo y de Ángel Torres: “Estamos contentos con el nivel de nuestros centrales porque cumplen en las oportunidades que tienen. También Ángel Torres ha tenido minutos después de su lesión y ha causado una grata impresión. Sergio Romero no ha podido jugar porque preferimos meter a Nano para reforzar la banda y no perder. Cada vez están más enchufados y eso es positivo, porque no hemos notado las bajas”.

En cuanto al Villanovense, sabía que iban a protagonizar un arreón inicial. “Con el paso de los minutos llegaron las dudas y la ansiedad y eso les ha hecho perder fuelle en la primera y en la segunda mitad. Si éramos capaces de aguantar llegaría la oportunidad y es una lástima no habernos puesto por delante porque era un partido que lo hubiera ganado el equipo que hubiese marcado”.

Seis puntos en cinco partidos sin pisar Bahía Sur. “Hay que reconocer la capacidad de adaptación a esta odisea porque hemos jugado casi como neutrales en campos desconocidos como Chapín y Chiclana y lo hemos sacado delante de manera notable. Estamos en una zona tranquila pero no podemos relajarnos porque vienen rivales duros y la exigencia sigue creciendo”.

Por último, el técnico declaró que su equipo sale a ganar «en cualquier sitio, y por eso nos vamos con la sensación de haber perdido puntos porque pudimos ganar, dominamos la situación pero no fuimos efectivos en cuanto a goles”.