Buba, primer fichaje de invierno azulino

El delantero Buba es el primer refuerzo azulino de cara a la segunda vuelta. El punta catalán, que llega procedente del Cherno More Varna búlgaro, debutó  en Primera División con el RCD Espanyol de la mano de Mauricio Pochettino, por lo que es un refuerzo de lujo para la escuadra de José Pérez Herrera, con la que ya lleva entrenando toda esta semana.

El currículum de Buba, también conocido como Bacari, demuestra que este portento físico de 29 años de edad y que posee la doble nacionalidad hispano-gambiana puede dar tardes de gloria a la afición azulina. El ariete puede presumir de haber disputado dos partidos internacionales con la selección de Gambia y haber ganado con el Cherno More la Copa búlgara después de que el nuevo jugador azulino anotase el empate en el descuento y le arrebatara el título al Levski de Sofia, todo un clásico del fútbol de Europa del Este.

Buba, que comenzó su carrera en el Premía y pronto fue reclutado por la cantera del Real Zaragoza, debutó en la temporada 2010-11 en Segunda División en las filas del Real Vallladolid e incluso anotó una diana en los nueve encuentros en los que Abel Resino le dio minutos.

Su gran rendimiento llamó la atención del RCD Espanyol y Buba volvió a su tierra natal para incorporarse al filial perico, por entonces en Tercera División. En el Grupo V, Buba (o Bacari, como se le comenzó a llamar en Valladolid), demostró todo su potencial. Tanto que Mauricio Pochettino se fijó en él y le convocó para que cumpliera su sueño de debutar en Primera División. Lo hizo el 3 de diciembre de 2011 en Mestalla, donde disfrutó de los últimos 5 minutos de partido.

Después de aquel momento, Buba hizo las maletas movido por el deseo de sentirse importante y fijo en las alineaciones. Tras un breve paso por Segunda B en las filas de L’Hospitalet con el que fue campeón de liga en el Grupo III de la categoría de bronce y en el que perforó hasta en 13 ocasiones las redes enemigas, decidió marcharse a la liga búlgara para probar un nuevo reto.

La experiencia no pudo ser mejor. 21 goles en más de 80 partidos incluyendo un título de Copa en el que, como se ha mencionado anteriormente, Buba fue fundamental anotando un gol en la final.

Ahora llega a La Isla deseoso de aportar su granito de arena en la tropa que dirige José Pérez Herrera y reforzar así el ataque azulino. ¡Bienvenido y suerte, Buba!