Serio triunfo azulino con doblete de Pedro Ríos (2-0)

El San Fernando Club Deportivo suma y sigue. El equipo azulino no dio opción en la tarde de este festivo miércoles y, con un doblete de Pedro Ríos, sumó su tercer triunfo consecutivo como local que, además, le dispara en la clasificación y le aleja de la zona de peligro.

El equipo dirigido por José Pérez Herrera conocía a la perfección los puntos fuertes de su rival, un Betis Deportivo que ama la posesión de la pelota y el juego combinativo. Por eso, la consigna era clara: presión intensa y juego eléctrico. Dicho y hecho. Los azulinos comenzaron el encuentro con un enchufadísimo Chris que no tardó en poner a prueba al guardameta Pedro con varias galopadas por la banda diestra.

Por la izquierda, una de las novedades. Jacobo estrenaba titularidad y el joven jerezano no tuvo ningún reparo para aprovechar la oportunidad que le brindó el míster. Su velocidad y desborde fueron un plus para los isleños en un arranque en el que solo faltó la guinda del gol.

Lo rozó Chris, que volvió a demostrar su potencia y buen control del esférico yéndose en velocidad de Juanjo, antes de intentar, por dos veces, superar a un Pedro que actuó de forma sobresaliente repeliendo sendas intentonas. Poco importó, ya que el San Fernando tenía clara su misión. El propio Theo se animó con un gran chut desde la frontal que rebotó en un central y, en el rechace, Chris, acostado en la diestra, se metió en la cocina y asistió a Pedro Ríos sin suerte, ya que el guardameta le adivinó las intenciones.

Precisamente el veterano atacante azulino era uno de los más incisivos en el choque. Se le veía cómodo, a pesar de las dificultades que ofrecía el terreno, sabiendo a la perfección que iba a ser capaz de marcar las diferencias en un día clave para su equipo.

Tanto es así que, a los veinte minutos de partido se topó con un esférico aparentemente sin peligro y decidió convertirlo en oro tras recortar a su par, ingresar en área y lanzar un disparo abajo que superó a Pedro tras rebotar en un rival.

El gol dio una sensación de satisfacción enorme a un equipo y a una afición que lo estaban buscando con ahínco. Era el momento de que el Betis Deportivo aumentase un poco el ritmo para poner en apuros a una zaga azulina que por entonces mostraba impoluta su hoja de servicios. Fue Lolo Guerrero, imperial siempre en el juego aéreo, quien se tuvo que emplear a fondo para abortar un buen servicio desde la derecha.

El San Fernando, no obstante, no renunciaba al ataque. De hecho, Carri se encargó de lanzar un latigazo desde la frontal que sirvió para enfervorizar a una grada orgullosa del juego de su equipo. Y es que los de Pérez Herrera, seguros atrás, se permitían el lujo de realizar una pared entre Jacobo y Gabi Ramos que finalizó en saque de esquina al cortar la zaga el pase de la muerte del jerezano.

El San Fernando, que realizó un primer acto que rayó la perfección en palabras de su propio técnico, finalizó este periodo con un violento lanzamiento de falta de Carri que repelió como pudo el bético Pedro.

El segundo acto prometía ser tan intenso o más incluso que el precedente. Pudo sentenciar Jacobo en el 50’ con un espectacular cabezazo a un delicioso servicio de Pedro Ríos desde la izquierda. Sin embargo, la plástica intervención del portero mantuvo al filial del Real Betis en el choque.

El meta visitante fue también protagonista al abortar sendas ocasiones de Carri, nuevamente de falta lejana, y Pedro Ríos. Sin embargo, el Betis Deportivo no tardó en hacerse notar y pedir por méritos propios su cuota de protagonismo. Julio Gracia, a la hora de juego, mandó un trallazo desde la frontal al palo, acción que silenció Bahía Sur.

El San Fernando comenzaba a buscar aliento y el Betis, con sus cambios, había decidido ir en busca del empate. Pérez Herrera movió rápidamente ficha y dio entrada a Bruno Herrero por Chris. La sustitución colocó a Pedro Ríos como nueve, rol en el que volvió a demostrar que se maneja a las mil maravillas.

Y es que el jerezano, aprovechando el pase de Nano tras una bonita jugada con Carri, levantó al público de sus asientos con un remate que se marchó a córner. Del mismo modo, un espectacular control seguido de un zurdazo con rosca estuvo a punto de convertirse en la sentencia.

De esta manera, el San Fernando volvió a reengancharse y a ganarle la batalla psicológica a un Betis Deportivo que había dominado la última fase del choque. Por si fuera poco, un error en la salida de balón de la retaguardia verdiblanca permitió a Ríos ejercer de ariete puro para fusilar a Pedro y sellar un solvente triunfo azulino.

Los dos goles de renta dieron cierta comodidad al San Fernando, que tuvo que sufrir, a pesar de todo, varias acciones de peligro en la recta final. De hecho, Doblas emergió como salvador en el 87’ tras blocar un tiro a bocajarro de Irizo y Loren, ya en el añadido, no supo rematar a puerta vacía una asistencia desde la derecha.

La nota negativa de un intenso encuentro la protagonizó Junior, que fue expulsado por doble amarilla tras un encontronazo con Pedro Ríos y abandonó el campo de malas maneras totalmente desquiciado.

Este triunfo provoca que el San Fernando permanezca, como mínimo, hasta el próximo domingo fuera de la zona de peligro. Con quince puntos, los isleños son decimoterceros, a dos del playout de descenso y a tres de los puestos de descenso directo. Próxima parada: Lorca Deportiva (domingo, 12:00 h.).

FICHA TÉCNICA

San Fernando: Doblas, Nano, Gabi Ramos, Lolo Guerrero, Zamora, Theo, Pedro Ríos (Sergio Noche, 85’), Galindo, Chris (Bruno Herrero, 65’), Carri y Jacobo (Manu Palma, 79’).

Betis Deportivo: Pedro, Juanjo, Julio Alonso, Dan, Migue Rodríguez, Junior, Rober (Aitor Ruibal 60′), Julio Gracia (Nieto 76′), Iván Navarro, Irizo y Loren.

Goles: 1-0, min. 21, Pedro Ríos. 2-0, min. 70, Pedro Ríos

Árbitro: Artacho Cobo, granadino. Amonestó a Galindo, Jacobo, Lolo Guerrero, Bruno Herrero, Juanjo y Julio Gracia. Expulsó a Junior por doble amarilla.

Incidencias: partido correspondiente a la 12ª jornada del Grupo IV de Segunda B disputado en el Estadio Iberoamericano ante 1095 espectadores en la festiva tarde del 1 de noviembre.