El San Fernando Club Deportivo sonríe en el plano deportivo y poco a poco continúa mejorando en lo institucional. El equipo de José Pérez Herrera volvió a los entrenamientos este jueves después del almuerzo en grupo realizado el miércoles en el Templo Azulino con la firme intención de doblegar al FC Jumilla este domingo a las 18:00 h.

Para ello, contará con un escenario aún más azulino, ya que ya se ha completado la instalación de las mallas que, en ambas porterías, lucirán el color distintivo de nuestro club de ahora en adelante. Buena noticia, sin duda, que se suma al espaldarazo moral que está suponiendo el continuo apoyo que está recibiendo el club por parte de la sociedad isleña.

Sin ir más lejos, ya son quince las empresas que han adquirido talonarios de entradas para repartir entre sus clientes. El objetivo es claro: que Bahía Sur sea una fiesta este domingo para llevar en volandas a una escuadra que se medirá a uno de sus rivales directos por la permanencia.

El vestuario lo sabe y trabaja a destajo durante cada sesión de entrenamiento. En la de este jueves, tiempo para rondos a dos y tres toques y partidillos en campos reducidos además de diversos ejercicios netamente físicos.

En cuanto a la enfermería, Chris realizó una fase del trabajo al margen para evitar sobrecargas y Casares, con ligeras molestias que no revisten gravedad, prefirió ejercitarse al margen en la parte final del entrenamiento.

Este viernes, penúltima sesión de la semana en Gómez Castro. Al término del entreno, José Pérez Herrera se trasladará al Estadio Iberoamericano para comparecer ante los medios de comunicación.