José Pérez Herrera se mostraba apenado después de que su equipo no hubiera podido sacar algo positivo de su visita a Marbella a pesar del buen trabajo realizado sobre todo durante la primera mitad. “Nuevamente nos falta el acierto que nos hubiera dado los tres puntos en un encuentro en el que fuimos claros dominadores en el primer tiempo”. El técnico cree que su equipo “jugó una gran parte de ese tramo del encuentro en campo rival y por eso nos merecimos ir por delante en el marcador incluso por más de un gol”. En resumen, el primer tiempo estuvo “muy bien llevado por unos jugadores que demostraron carácter y determinación”.

Sin embargo, en la segunda mitad, “el Marbella nos igualó en intensidad con el arreón inicial, aunque nosotros respondimos con un cabezazo de Casares”. Pese a ello, los locales “en la primera ocasión que tienen anotan un golazo que afecta al equipo en los primeros minutos”. Sin embargo, el míster cree que “el equipo reaccionó y supo crear ocasiones para intentar la igualada”.

Lastimosamente faltó “ese acierto que nos dé más premio y, aunque parezca repetitivo, tenemos que estar tranquilos y mantener esa actitud y no caer en una fase de impotencia que sí sería peligrosa”. Pérez Herrera piensa que “hay que animar a los nuestros porque están en el camino y muy pronto llegarán las victorias”.

En cuanto a la diferencia entre un periodo y otro, Pérez Herrera cree que no todo tiene que ver con el apartado físico: “El equipo hizo un gran desgaste en la primera parte y en la segunda el equipo rival sale con mucha más intensidad”. El técnico ve en el gol el aspecto clave del choque: “Durante unos minutos entramos en shock y parecía que nos pesaban las piernas; a pesar de ello, el equipo se recupera y aprieta en los minutos finales y solo la falta de acierto nos deja sin puntos”.

Con respecto a la afición, el míster se muestra “sorprendido y contento porque nos han hecho sentir como en casa jugando en Marbella”. El técnico está totalmente “agradecido” porque son momentos difíciles para todos y este apoyo “nos da fuerzas para seguir adelante”. El entrenador jerezano quiso destacar “lo importante que es para un equipo no sentirse solo y saber que esa ayuda exterior continúa”.