El técnico azulino se mostró visiblemente afectado tras el empate de su equipo en el descuento ante el Córdoba B. “Ha sido el cúlmen a una semana llena de despropósitos que se han trasladado al terreno de juego”.  Pérez Herrera expresó su malestar porque los jugadores “han realizado un gran esfuerzo (personificado en la figura de un Pedro Mariño que actuó de lateral diestro) para superar las limitaciones, pero sin embargo no han encontrado el premio que esperaban”. Así pues, “el fútbol ha sido muy cruel otra vez con nosotros y el vestuario está muy tocado porque no ve la recompensa a su trabajo”. No obstante, el míster avisa: “Vamos a seguir peleando”.

Con respecto a la baja de Marc Vadillo, Pérez Herrera comentó que no había jugado por un problema burocrático de última hora que afectó a los planes del técnico para el partido del domingo. “Son problemas que se nos escapan a nosotros, que intentamos centrarnos solo en lo deportivo”, explicó.

No obstante, manifestó que los refuerzos hubieran venido muy bien para dar un toque de veteranía a la defensa. “Es complicado, pero tenemos que seguir y que el club dé sus explicaciones, porque evidentemente esa no es mi función en el equipo”.

Del mismo modo, Pérez Herrera no quiso dar nombres de las altas que habrá en su plantilla porque “se ha rumoreado mucho, pero sin embargo, nadie está entrenando todavía con nosotros; sabemos que la directiva está haciendo un esfuerzo enorme, pero igualmente la plantilla necesita futbolistas de forma urgente”.

En cuanto a Pedro Mariño, el míster confirmó que el canterano lo había pasado mal en los últimos minutos por la velocidad del rival, los nervios por su debut como titular y en una posición que no es la suya. “Ha tenido unos pequeños errores normales al final, pero  ha sido uno de los mejores del equipo y hay que felicitarle por su trabajo”.

La lesión de Óscar Martín es otro “despropósito” en una semana aciaga. “Parece una recaída y es una baja sensible para nosotros porque es un jugador desequilibrante en ataque y con ese puntito de frescura nos ha dado el 1-0”. Sin embargo, el estado del terreno de juego ha propiciado su recaída.

El problema del canario ha provocado que Pedro Ríos jugase el partido completo: “Ha aportado muchas cosas hoy sin estar a tope; es un futbolista que nos va a dar mucho a lo largo del curso tanto en defensa como en ataque”.

El equipo, según el míster, sigue fuerte psicológicamente y en el tanto del empate no se puede culpar a nadie porque “son errores puntuales en cadena que, además,  culminan en un gran disparo del rival”.

El punto sabe “a derrota por la forma en la que se ha producido”. Sin embargo, el míster sabe que esta es “la dinámica a seguir” y lo que más le preocupa es que los jugadores se vengan abajo por no encontrar el premio en el resultado. “Es el cuerpo técnico el encargado de reforzarles para que se mantengan unidos y llenos de motivación”.