El técnico del San Fernando, José Pérez Herrera compareció ante los medios este viernes tras el entrenamiento matinal de su equipo. El míster jerezano declaró que el cuadro azulino viaja a Mérida “con mucha ilusión y ganas después del gran esfuerzo y la imagen mostrada  ante el Villanovense”, encuentro en el que los isleños jugaron más de 50 minutos con un hombre menos. Para Pérez Herrera, el Mérida es “un equipo fuerte de la categoría y que ha realizado un esfuerzo bastante importante para reforzarse”.

Precisamente el número de efectivos en su plantilla es lo que más preocupa al técnico: “Es una situación bastante delicada sobre todo en la parte de atrás, porque será difícil completar una línea de cuatro formada únicamente por jugadores del primer equipo”. El motivo es que Nano Cavilla ha sufrido un esguince de tobillo en el penúltimo entrenamiento de la semana y será duda hasta el mismo día del partido. Aun así, el míster confía en que el lateral isleño se recupere y la retaguardia azulina no sufra ningún contratiempo en el Romano.

“Es una situación que hay que saber gestionar y, en estos cuatro partidos oficiales hemos tratado de gestionarla lo mejor posible para disponer de jugadores de garantías para los duelos ligueros”, afirmó.  A pesar de las dificultades, José Pérez Herrera es optimista: “El equipo ha entrenado con buen ritmo y nivel, por eso confiamos en sacar algo positivo de Mérida”.

Cuestionado por las bajas para el presente partido, el preparador jerezano confirmó las ausencias de Sergio Noche, por sanción, Óscar Martín, que sufre una pubalgia, y Rubén, a la espera de que solucione su situación para contar con él “lo más pronto posible”. El míster aclaró que Rubén “se vio obligado a parar por una anomalía cardiaca que finalmente resultó ser un error de la maquinaria y, por tanto, el futbolista está apto para jugar”.

En cuanto al rival, Pérez Herrera calificó al Mérida de “histórico tanto en Segunda B como en categorías superiores, por lo que está obligado a realizar una buena campaña”. A pesar de que el proyecto azulino es más humilde, “también debemos explotar nuestras armas, ilusión y ganas por realizar un gran año”.

Pérez Herrera también destacó el ambiente que se espera en el Romano el próximo domingo: “No sabemos si acusarán los nervios del estreno en casa o estarán tranquilos por el apoyo de su gente”. Sea como sea, “el equipo está preparado para luchar fuera de casa y dar una alegría a la afición isleña.

En referencia a los fichajes que están a punto de concretarse, Pérez Herrera aclara que “nombres hay muchos y hasta que no estén entrenando con nosotros no será oficial a todos los efectos y, en el fútbol, un fichaje se puede torcer en cuestión de horas”. Lo que sí declaró es que “el equipo necesita esos refuerzos porque a Mérida se viajará con 16 futbolistas y dos del filial a expensas de lo que pueda ocurrir con Nano”.  En definitiva, el míster cree que se necesitan incorporaciones “por cantidad”, pero también de calidad porque “de esta manera creceríamos muchísimo como equipo”.