Como cada viernes, Antonio Méndez comparecía en la sala de prensa del estadio Iberoamericano 2010 para atender a los medios de prensa como previa al encuentro del domingo ante la Real Balompédica Linense. El tiempo acompañará por lo que no hay nada que temer.  Para dicho encuentro dos bajas por sanción: Francis y Galindo; dos bajas por lesión: Jorge Herrero y Óscar Oliva.  Jorge está en el proceso final de recuperación de sus molestias en el cuádriceps; Óscar ha sufrido una torcedura de tobillo. Puedes escuchar íntegro el audio.

Los primeros comentarios de Méndez hacían alusión a lo determinante del  choque entre azulinos y  albinegros. “Si somos capaces de sumar los tres punto, muy mal se tendría que dar las cosas para descender.”

Sobre el equipo entrenado  por Julio Cobos, comentaba lo siguiente: “ es un rival en alza, peligroso en transiciones, por lo que el equipo de La Isla deberá estar concentrado los noventa minutos.  Ha ganado en el aspecto defensivo y ha conseguido victorias importantes. A la contra es un rival peligroso con Sergio y Stoichkov (ojo a las rupturas de este último). A balón parado generan mucho peligro en las segundas jugadas. Con un punto pueden estar salvados; con tres lo estaría.”

Sobre su propio equipo, estima que es importante jugar con la misma intensidad que en los últimos partidos, intentando hacer daño y peligro al r rival, siendo conscientes de que un resultado positivo seria casi definitivo. Echaba la vista atrás recordando el anterior partido disputado en Jumilla: los dos goles iniciales en las dos primeras ocasiones; la posibilidad  del 0-3 tanto en la primera parte como en la  segunda; y finalmente la   reacción del Jumilla con el 1-2.

En su línea habitual dialéctica, aludía a la solidaridad en defensa, a las ayudas, a ponerse por delante en el marcador y jugar a favor del mismo.  Recordaba que no podía repetir once con las bajas por acumulación de cartulinas  de Francis y Galindo.

Y ya por último ( y de importancia capital) tanto el equipo como la afición tiene que tomarse el partido como uno de play-off. Tiraba de nuevo de recuerdos y se trasladaba a las tres eliminatorias de ascenso y la importancia que tuvo el apoyo de la afición en el aspecto anímico. “Con la ayuda de la afición, fuimos capaces de dar la vuelta al marcador en los play-offs pasados”. “Si todos remamos juntos el domingo, podemos ver un espectáculo bonito y, si además conseguimos un buen resultado, mejor.” Amén.