Antonio Méndez comparecía ante los medios de comunicación con cara de circunstancias tras la derrota del San Fernando ante el Villanovense. Según el míster, ha sido un partido “muy equilibrado en todos los aspectos del juego”, pero el rival “supo aprovechar bastante bien su ocasión”. En la segunda parte, “estuvimos mejor pero no fuimos capaces de meter las que tuvimos”.

El técnico azulino aseguraba que el Villanovense no le sorprendió: “Nos esperábamos a un equipo duro, difícil, con un juego en el que aprovechan la envergadura de Carlos Fernández y de la gente de segunda línea y que en los duelos individuales son muy poderosos”. Además, se lamentó asegurando que el gol en contra “había marcado el devenir del encuentro”.

El entrenador serón, Manolo Sanlúcar, afirmó en rueda de prensa que el San Fernando había hecho méritos más que de sobra para al menos empatar el duelo. Al respecto, Méndez apuntó que “cada uno tiene una visión particular y, aunque esperábamos un encuentro así, estos son los partidos que hay que empatar en lugar de perder”. Méndez continuó explicando que “quizás nos falta esa madurez y la pagamos en momentos por exceso”. El Villanovense “se ha puesto tercero porque sabe ganar este tipo de choques y a nosotros nos cuesta mucho”.

SanFernando-Villanovense39

Con respecto a la ocasión de Espinar, Méndez no quiso darle más vueltas a una jugada del todo desafortunada: “El balón no entró y nos vamos con una gran decepción porque pensábamos que hoy podíamos estar más cerca de la salvación. No ha podido ser y hay que seguir, ahora toca plantear la semana ante el Jumilla”.

Méndez confirmó que el resultado deja “anímicamente un pelín tocado porque teníamos esperanza de sacar algo positivo y repetimos el once de Almendralejo para dar más confianza a los jugadores”. Sin embargo, declaró que “nos ha faltado frescura en las piernas, hemos estado espesos y no hemos tenido presencia en el área”.

Este último aspecto se intentó corregir con la entrada de Carralero y Espinar: “Sabemos que Carra tiene dificultades para defender, pero nos aporta mucha presencia en ataque. También con la entrada de Trujillo hemos jugado más directos, buscando esa acción de remate que echamos en falta en el primer tiempo”.

Por último destacó la importancia que cobran en esta última fase de la temporada los resultados de los rivales directos: “Dependiendo de la jornada la lectura puede ser diferente, aunque nosotros tenemos que ser críticos con nosotros mismos, analizar el partido y aprender de los errores”.