El técnico Antonio Méndez compareció este mediodía de viernes al término de la penúltima sesión de trabajo del San Fernando para comentar sus impresiones con respecto al partido que este domingo le medirá al CF Villanovense. El míster azulino comentó que el conjunto serón es uno de los equipos más difíciles de doblegar en el Grupo IV: “El Villanovense es junto al Melilla es uno de los equipos más compactos de la categoría y, como te descuides y no mantengas la concentración son capaces de hacerte mucho daño”.

Explicó que el cuadro de Manolo Sanlúcar “tiene jugadores de calidad, jugadores en el centro del campo con peso específico como Curro o Adri Cuevas y Jesús Rubio que son gente importante”. El míster, sin embargo, no teme al rival porque “estamos en una dinámica buena aquí en casa que hay que seguir aprovechando y continuar con la inercia que llevamos últimamente”.

¿Qué es lo que más le preocupa del Villanovense? “Quizás su velocidad y verticalidad arriba porque ya allí lo pudimos comprobar aunque merecimos algo más en el segundo tiempo. Es un equipo que mantiene la concentración durante los 90 minutos y tendremos que estar muy atentos porque en cualquier momento pueden cogerte en una contra y ponerse por delante”.

La derrota de los verdes contra el Granada B hace que vengan más obligados a ganar para mantenerse en zona de playoffs: “Es cierto que pueden tener algunas urgencias, pero, de todas formas, la pelea por los puestos de arriba va a estar presente hasta el último partido de liga”.

En este sentido, las cuentas del San Fernando son claras: “Si ganamos podemos aclarar nuestro panorama en las dos próximas semanas, pero debemos ir partido a partido, ir a por estos tres puntos porque es la única manera de sacar algo positivo como el pasado domingo en Almendralejo”.

El factor campo será decisivo para lograr la permanencia: “La afición nos está ayudando en los momentos más complicados y lo fundamental es seguir con la fuerza y la efectividad que estamos teniendo en las dos áreas”. Méndez vaticinó que “si conseguimos tener la puerta a cero seremos capaces de marcar todos los domingos y sería un baluarte importante para nosotros”.

El míster cuenta con todos sus efectivos para el choque del domingo: “A día de hoy están los 23 disponibles, solo Trujillo es el que puede estar un poco más entre algodones, pero ayer y hoy ha entrenado sin problemas y solo puede adolecer de ritmo competitivo”. Mañana sábado realizará el último entreno y se decidirá su inclusión o no en la lista definitiva.

La victoria sería un broche de oro a una Semana Santa que comenzó especialmente bien con el punto ante el Extremadura: “Sería muy especial porque nos daría un espaldarazo en la clasificación y la gente nos volvería a ver ganar aquí y todos estaríamos más tranquilos de cara a los cuatro últimos duelos”.

Méndez no quiere todavía cifrar la permanencia en una cantidad de puntos determinada: “Tenemos que seguir sumando, todo se verá más claro cuando falte un par de jornadas porque todo depende de lo que hagan Extremadura y Jaén, que son los que van a marcar la permanencia y ahora tienen enfrentamientos complicados”.