Antonio Méndez comparecía en la renovada sala de prensa del Francisco de la Hera de Almendralejo satisfecho por el  trabajo y el empate del San Fernando frente al Extremadura. El míster azulino comentó que el duelo había enfrentado a dos equipos “con necesidades”, aunque matizó que su equipo, aprovechando su posición algo más desahogada en la tabla, salió “más suelto” al terreno de juego. Fruto de ello, “tuvimos ocasiones de gol para irnos al descanso con otro resultado bastante mejor”.

Con respecto al rival, Méndez manifestó que el Extremadura acusó las ausencias de Boateng y Willy en el once inicial, dos jugadores, según el técnico, muy importantes para los azulgranas. “Cuando salió Willy se demostró, ya que uno de los primeros balones que toca, por su calidad individual, marca la diferencia en un equipo”, afirmó en referencia al gol de los locales.

La segunda parte “fue de alternativas para ambos equipos y la fortuna nos sonrió a nosotros”. Al final, Méndez recordó un posible penalti a Espinar en un epílogo marcado por la incertidumbre en el resultado para dos equipos con mucha necesidad.

Preguntado por el impacto que tuvo el 1-0 en la moral de su equipo, Méndez afirmó que “el gol nos hizo daño, porque el jugador, inconscientemente , sabe que el rival se acercaba a un punto”. Sin embargo, el técnico manifestó que “habíamos trabajado este tipo de situaciones, teníamos que ser fuertes y el descanso nos vino bien para hablar y corregir errores”.

En la segunda parte, “ellos han tenido más balón en la parcela ofensiva pero nunca le perdimos la cara al partido; era fundamental llegar hasta el 93’ con opciones, porque un segundo gol nos hubiera matado”. En conclusión, el míster felicitó a sus chicos: “Supimos sobreponernos a las dificultades en un campo tan complicado y ante un equipo que viene en una dinámica importante en la segunda vuelta”.

El preparador del equipo de La Isla ve justo el empate, aunque “en el fútbol justicia hay poca”. Considera que el San Fernando tuvo más opciones en el primer acto y el Extremadura en el segundo. “El partido hubiera cambiado si nosotros llegamos a adelantarnos en el primer tiempo, pero el resultado es el que es: un punto para cada uno que quizás a nosotros nos vale un poquito más que a ellos, pero estoy convencido de que el Extremadura peleará hasta el final”.

Durante algunas fases del duelo, ambos equipos se mostraron excesivamente cautos. Méndez opina al respecto: “Lo que no queríamos era encajar un gol porque a estas alturas penalizan mucho. Hemos tenido precaución para lograr este punto que para nosotros supone mucho”.

En cuanto a la suplencia de Carralero, “pensábamos que saliendo en la segunda parte podía hacerle mucho daño a los laterales del Extremadura porque son chicos muy rápidos y lo sacamos cuando entendíamos que podía realizar su función de la mejor manera posible”. Destacó el técnico que Carralero sea “fundamental en el aspecto ofensivo del equipo y será importante de aquí al final el tiempo que juegue”.

En cuestiones meramente tácticas, explicó la razón por la cual Carralero entró por la derecha en algunas fases del partido: “Buscábamos los espacios interiores aprovechando que Fall muchas veces se encuentra solo y en esa zona le podíamos hacer daño para después buscar la verticalidad del delantero. Lo hizo dos o tres veces hasta que volvió a su posición natural, también jugó de delantero para tener ruptura y luego, cuando hicimos el gol volvió a su zona natural con el 4-4-2”.

¿Y Gerrit? “Para nosotros es un pilar fundamental, muy importante a nivel deportivo y fuera de él, ya que cuando está en el campo manda mucho y sus compañeros se sienten muy arropados”. Llegar a estas alturas con todos los disponibles, confesó Méndez, es “muy importante”.

Por último, agradeció a la afición que se desplazara a ver el equipo en una fecha tan señalada. “Es muy importante el apoyo y nosotros lo agradecemos como el sábado pasado, cuando vinieron a vernos entrenar con bengalas, banderas…no sé cuántas aficiones lo hacen pero debemos estar muy orgullosos de ellos”.