Antonio Méndez comparecía en la sala de prensa de La Victoria aparentando normalidad tras la derrota de su equipo ante el Real Jaén. El técnico explicó que el Jaén había hecho un partido muy similar al de la semana pasada en Granada y “nosotros tenemos que aprender de ellos en cuanto a intensidad y eficacia”. Méndez afirmó que “no podíamos permitir tantos errores defensivos porque nos penaliza muchísimo y esos errores además los ha sabido aprovechar”.

Fue más allá y declaró que “el partido se les ha puesto muy de cara con el 1-0 a pesar de que sabíamos que iban a salir muy fuertes; hemos cometido errores difíciles de explicar ahora mismo, pero una vez que veamos bien el encuentro intentaremos sacar las conclusiones más positivas”.

Méndez alabó la labor del Real Jaén, que aprovechó los fallos en la defensa azulina. “Han hecho un partido muy intenso y no hay que quitarles mérito, tenían muy claro que con balones a la espalda de la defensa íbamos a sufrir”, apuntó. “Quizás la presión la estábamos haciendo bien, pero sus centrales golpeaban con facilidad y las ocasiones que hemos generado por fuera no han sido aprovechadas por los hombres que actúan por dentro”, asumió. Méndez concluyó declarando que “el resultado es el que es y hay que aprender de la intensidad y del acierto de cara a portería del Real Jaén”.

Con respecto al cambio de Zelu por Rubén, el míster negó que fuera una sustitución que le trastocase los planes: “Tenía problemas y decidimos que era la mejor opción para no cambiar central por central; intentamos retocar las líneas pero sabemos perfectamente que Mario lo hace bien de lateral y Regino de central porque están acostumbrados a jugar en esa zona”.

Preguntado por la fragilidad defensiva de los últimos choques, Méndez afirmó que “estamos cometiendo errores que durante el partido son difíciles de explicar, errores de marca, jugadas peligrosas a partir de saques de banda… Son situaciones en las que la concentración y la experiencia influyen y esperemos que, en estos siete partidos, mejoremos todo lo que podamos porque el equipo hace goles pero recibimos muchísimos”.

A pesar de que el equipo siempre fue por detrás en el marcador, el técnico explicó que “después del 1-1 hemos dominado más y hemos tenido opciones, pero, en la reanudación, el Jaén se volvió a adelantar, nosotros igualamos y no supimos cerrar el choque”. Se lamentó de que, “con 2-2 teníamos que haber sido más inteligentes, saber que ellos iban a romper el duelo con balones en largo y sin hacer subir a sus laterales. Hemos caído en esa pequeña trampa que nos han creado”.

¿Y a partir de ahora? “Tenemos una serie de partidos importantes ante rivales directos y tenemos que aprender de compromisos como el de hoy, porque hay que saber jugar con la ansiedad y la premura de sacar tres puntos muy importantes”.