Ñoño Méndez atendía a los medios de prensa que se dieron cita en la sala de prensa del estadio para analizar los pormenores del partido de la próxima jornada ante el Real Jaén en el Nuevo Estadio de la Victoria (domingo, 17:00).

A su juicio, “es un partido muy importante que prácticamente nos puede poner a las puertas de la salvación, caso de sacar los tres puntos allí”. Así respondía a la primera cuestión sobre la mesa.  “El Jaén es un rival duro y difícil que en Granada realizó un buen partido y vendió cara su derrota”. En las últimas horas se ha conocido el traspaso de poderes que se realiza el próximo lunes.

El Real Jaén ha sufrido las bajas de Cifu y Sergio Molina, titulares indiscutibles, y en Granada ocho futbolistas de su once inicial fueron titulares en el partido de la primera vuelta disputado en San Fernando.  Según Ñoño Méndez “ es un equipo completo que no mereció perder en Granada, con centrales contundentes y laterales que se incorporan bien.”

Sobre su equipo, opina que ha sabido refrendar lo que se hacía anteriormente. “Compite muy bien como equipo y somos capaces de sacar rendimiento, donde antes ni siquiera generábamos situaciones de gol. Tenemos que ser un equipo contundente y recuperar la eficacia fuera de casa, habiendo merecido algo más en Cartagena.  En casa ya hacemos goles y estamos metidos hasta el último minuto de partido. En Jaén se verá un partido de intensidad y de alternativas tanto de juego como en las áreas”, razonaba el técnico sevillano.

Méndez no  podrá contar con las bajas seguras de Javi Trujillo (lesionado), Gerrit (ayer comenzó con el grupo), Lolo Garrido (sancionado) y Vukcevic (con la sub-21 de Montenegro).  Podría ser de la partida incluso el meta Migue Guerrero. El resto a disposición del míster, si bien Javi Medina no ha entrenado como precaución ni ayer ni hoy por un pequeño esguince.  El entrenamiento de mañana sábado determinará.

La prensa le inquirió sobre algunos nombres propios. ¿Lolo Garrido? “Es un futbolista que le da mucha estabilidad al juego. Ejerce la primera presión al rival y tiene una buena salida del balón. Tiene mucha confianza y puede seguir creciendo como futbolista, ya que podemos esperar un poquito más de él. Es una baja importante, pero hay compañeros para suplirle sin ningún tipo de problemas”. Por ejemplo, Bruno Herrero, Óscar Oliva o Jorge Herrero, como el propio entrenador aportaba.

¿Luque? “Sabemos lo que nos da. Desde principio hasta hoy ha dado un salto brutal, no esperándose nadie que estuviera jugando tantos partidos como lleva.” El domingo, a priori, tendrá su oportunidad.

A vueltas con el rival del domingo, Méndez argüía  “el Jaén saldrá con más intensidad, tras haber arreglado sus problemas institucionales y deportivos. Nosotros tenemos que ser suficientemente maduros para afrontar el fuerte inicio del partido de ellos. Somos conscientes de que podemos hacer daño”. “Para ellos es importante ganar: si pierden se quedarán más descolgados”.