Antonio Méndez comparecía ante los medios de comunicación feliz tras el empate cosechado por su equipo en la última jugada ante el Marbella.  El míster, no obstante, reconocía que este había sido “el encuentro que menos me ha gustado de las últimas semanas”, aunque valoró “la intensidad y el no perderle la cara al choque”.

El preparador azulino explicó que “hemos permitido muchas segundas jugadas y muchas situaciones de contraataque”. La primera parte estuvo marcada por el calor y, por eso “hemos estado muy espesos, todos queríamos conducir cuando lo que teníamos que intentar era sacar el balón por fuera”, comentó lamentándose por no haberlo conseguido: “No tuvimos fluidez en el juego y en la segunda creo que las alternativas se han producido en ambos lados pero ellos tuvieron más eficacia y en el balón parado también fueron mejores”. En definitiva, “es un punto que sabe bastante bien y ahora solo queda pensar en el Real Jaén”.

El punto sabe a victoria, según palabras del propio Méndez: “Lo he hablado con mi cuerpo técnico y evidentemente, por el minuto en el que se produce, nos resarcimos del gol que nos hizo el Lorca”. “El fútbol tiene estas cosas”, concluyó. “A veces te da y otras te quita”.

¿Son goles que huelen a permanencia? “La verdad es que sí, y además si los hace Lolo más todavía”, declaró entre risas. “Son situaciones que se te ponen de cara y hay que aprovecharlas porque hemos tenido momentos en las que la suerte nos daba la espalda. Estos goles se generan porque los jugadores creen en que el objetivo se puede conseguir y eso es muy importante, que un equipo crea es fundamental”.

Con respecto a la tangana generada tras el empate, Méndez restó importancia: “Ellos pensaban que el bote neutral no fue una decisión justa y yo les dije que tienen que entender que nos estamos jugando la vida y que, si ellos hubieran despejado a lo mejor no hubiera pasado nada”. Sin embargo, “el gol llega en una jugada interpretable y, por tanto, me pareció correcto hablar con ellos, pero nada más”.

Resopló Méndez a la hora de valorar la actuación del colegiado: “Este tipo de partidos son para analizarlos con tranquilidad porque creo que se pueden sacar muchas conclusiones. El árbitro hace su labor lo mejor que puede y no hay que darle más importancia”.

Preguntado por Trujillo, el técnico confirmó que puede tener una pequeña microrrotura, aunque habrá que esperar a que le baje la inflamación y sea examinado por los médicos para salir de dudas.

¿Un pasito más? “Es un puntito más en esta carrera larga que ahora atraviesa un momento importante porque ya todos los puntos son importantes y sumar ante rivales de este tipo te deja un gran sabor de boca. Sí, hemos dado un pasito más”.

En cuanto al futuro, Méndez ve al equipo bien preparado, con “convicción para ser capaces de afrontar cualquier reto. Hoy ha sido el ejemplo de lo que queremos inculcarles a ellos, creo que el trabajo de mucha gente alrededor mío que los convence para alcanzar el objetivo y, encima, hemos tenido la suerte de encontrarnos con un resultado positivo que es lo que realmente refuerza”.

Méndez no quiere mirar más allá del Jaén: “Tenemos que ir etapa a etapa, esto es una carrera de fondo; tenemos que centrarnos en descansar el martes y ya el miércoles preparar un duelo muy importante”.

El técnico no se fía del Jaén por la necesidad con la que acudirán al partido, aunque “si ellos tienen necesidad, nosotros también, y por tanto hay que igualarlos y poner la calidad y la intensidad para crecer como conjunto. Creo que hoy ha sido un empate de conjunto, del equipo”.

El entrenador del Marbella, Miguel Álvarez, que encajó con entereza la pérdida de los dos puntos en el añadido aunque apuntó que el árbitro había tomado algunas decisiones “de locos”, elogió al San Fernando. El míster visitante reconoció que el isleño es una escuadra muy trabajada, con unos automatismos ya marcados de un buen entrenador.

Al respecto, Méndez señaló que “llevamos ya un tiempo juntos y evidentemente, para un conjunto humilde como el nuestro, que un entrenador como él, con la experiencia que tiene, hable bien de nosotros es síntoma de que estamos trabajando muy bien”.