Antonio Méndez se mostraba satisfecho con el resultado de empate a dos goles ante el Granada CF ‘B’. Según el técnico, “era un partido muy complicado para nosotros porque el Granada B tiene un equipo con jugadores de mucha calidad”. En cuanto a la valoración del encuentro, cree Méndez que “entramos muy bien en el choque y tuvimos la primera ocasión y un par de acercamientos más”. Sin embargo, “la primera llegada que ellos tienen se convierte en gol tras un golpeo con el exterior espectacular de Tomás. Eso denota la calidad de este equipo”.

Además, el segundo gol “nos hizo mucho daño”, pero el equipo tuvo “un compromiso bestial con los compañeros, con el club y conmigo para empatar el partido en un arreón de casta y coraje”.  En cuanto a la segunda parte, Méndez confiesa que el Granada B fue superior, pero “el compromiso y la entrega del equipo hizo al San Fernando merecedor del punto”.

Con respecto a la expulsión de Carralero, afirmó que durante la semana se ensayó un movimiento que durante la primera mitad “funcionó de maravilla”, aunque cree Méndez que “no supimos explotar esa vía lo suficiente”. La expulsión “nos hizo daño, sobre todo ante un equipo como este, con muchísima movilidad, y por eso metimos a tres defensas y dos carrileros para no desorganizarnos”. El míster destacó también el trabajo de Lolo, Dani Martínez y Galindo en el centro del campo.

Personificando en este último, Méndez considera que Galindo es un jugador que tiene unas características que se sacrifica mucho y tiene que darle esa dosis de calidad al equipo que al final le pasa factura física y mentalmente.

El cambio de Espinar por Trujillo en el descanso fue explicado por el técnico: “Buscábamos la experiencia de Espinar para intentar si era capaz  de jugar de cara con Dani y por fuera con Carralero y con Zelu, lo interpretamos bien hasta que con la expulsión cambió todo”.

Tuvo palabras de elogio para el técnico rival, Luis Planagumá: “Es un entrenador que demuestra su calidad semana tras semana, ya que tiene que trabajar sin saber muy bien con qué jugadores podrá contar los domingos”.

Con este punto se rompe la dinámica negativa y el San Fernando vuelve a sumar: “Era importante marcar y puntuar, más si cabe después de cómo se ha producido. El hecho de igualar un 0-2 y aguantar el empate con uno menos ante un equipo como este nos puede dar un subidón importante, más si cabe tras haber tenido la suerte de cara en el lanzamiento de falta que dio en el palo”.

Méndez valoró positivamente la actuación de Miguel, que no pudo hacer nada en los dos goles y fue “muy valiente en las acciones a balón parado”. Dio confianza a los guardametas, ya que “son dos piezas muy importantes para nuestro equipo”.